¿Existen los valores en el deporte?

Distintas organizaciones del mundo utilizan el deporte para abordar los temas y problemas mas diversos, mientras en Argentina aún es un terreno en el que no se explota todo su potencial

Nelson Mandela dijo que el deporte tiene el poder de unir a las personas y de cambiar el mundo. Y seguramente estaba en lo correcto. El deporte es una excelente plataforma para aprender, desarrollarse y adquirir habilidades que nos sirven en cualquier ámbito de la vida. ¿Pero es justo hablar de “valores” del deporte? ¿Existen realmente?

Los valores del deporte según algunos tienen que ver con el trabajo en equipo, el respeto o el compromiso. Sin embargo lo que celebramos del deporte tiene que ver con la victoria, la fama o el dinero. Muchos deportes de equipo, cuanto mas alto nivel se alcanza, mas se enfoca en las individualidades. La irrupción de tecnologías hoy permiten a los entrenadores analizar, dar instrucciones a los jugadores y ubicarlos como si fueran piezas de ajedrez; sacando lugar a la creatividad.

Los rivales son vistos como enemigos, y no como necesarios para la competencia sana que nos hace superarnos y crecer. Todo depende entonces de entender que el deporte es una plataforma que puede ser utilizada de distintas maneras, y que es ideal para desarrollar habilidades de vida objetivas, en vez de valores subjetivos.

Distintas organizaciones del mundo utilizan el deporte para abordar los temas y problemas mas diversos: desde prevención del HIV en Nigeria, integrar a niños palestinos con israelíes en Jerusalén, dar voz a mujeres musulmanas oprimidas en Kenya, trabajar en la prevención y desistencia de la criminalidad en el Reino Unido o abrir oportunidades de educación formal a jóvenes en situación de exclusión en Colombia.

Todo a través de habilidades de vida puntuales como el manejo de la frustración, la comunicación efectiva, la resolución de conflicto, el persistir en momentos difíciles o la autoestima. Las oportunidades son enormes si entendemos las características del deporte como plataforma y si desarrollamos las metodologías, planificación y mentalidad necesarias.

Hoy en Argentina este es un terreno todavía sin explotar masivamente, lo cual abre posibilidades inimaginables para tratar muchas problemáticas sociales que nos preocupan a todos. Los entrenadores y profesores se han enfocado –y se han formado- en transmitir mayormente conocimientos técnicos, tácticos y de preparación física. Otros se han enfocado en los aspectos recreativos del deporte. Pero muy pocos al día de hoy conocen el potencial del deporte para el cambio y el desarrollo, y no cuentan con las herramientas para hacer explotar el mismo.

Es momento entonces de explorar este terreno y hacer la visión de Mandela realidad.

Mario Raimondi – co-fundador El Desafío Foundation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *